lunes, 16 de junio de 2014

El derecho del niño a conocer su origen biológico en México



Uno de los grandes descubrimientos científicos que ha logrado la biología es el del material genético contenido dentro del núcleo en las células eucariotas y el que se encuentra de modo libre en las células procariotas; así como el localizado en el interior de una partícula viral se denomina Ácido Desoxirribonucleico o ADN. El ADN es una estructura bioquímica especializada en la contención de la información genética heredable de los sistemas biológicos; funciona de una manera similar en todos los sistemas y está constituida por las mismas unidades fundamentales; los nucleótidos. Los nucleótidos están formados químicamente por tres componentes: un azúcar, un fosfato y una base nitrogenada. Existen cuatro nucleótidos distintos que se diferencian en la base que portan: A (adenina), C (citosina), G (guanina) o T (timina). Por tanto, puede decirse que el alfabeto del ADN está compuesto por cuatro letras cuya combinación a lo largo de la molécula puede dar lugar a infinidad de secuencias  distintas. El orden o secuencia en que se disponen los diferentes nucleótidos a lo largo de la cadena determina la información genética.

En la estructura de doble hélice del ADN (descrita por primera vez por Watson y Crick en 1953) las dos cadenas permanecen unidas mediante un proceso conocido como hibridación. En esa doble cadena hay unas reglas fijas de complementariedad: la A de una cadena siempre se aparea con la T en la cadena complementaria (mediante dos puentes de hidrógeno) y la C siempre se aparea con la G (mediante tres puentes de hidrógeno). Esto permite que conociendo la secuencia de una de las cadenas pueda deducirse la de la cadena complementaria. La hibridación es una propiedad fundamental del ADN en su estado natural en la célula. Sin embargo, los puentes de hidrógeno que mantienen  unidas las dos cadenas pueden romperse mediante elevación de la temperatura o tratamiento químico, proceso denominado desnaturalización.  Un procedimiento común para desnaturalizar la doble cadena de  ADN es calentarlo a temperaturas cercanas al punto de ebullición o bien  exponerlo a agentes químicos desnaturalizantes, como la urea o la formamida.  La desnaturalización es un proceso reversible: si un fragmento  de ADN se calienta se separarán sus dos cadenas, pero si se disminuye la temperatura, las cadenas de ADN encontrarán a su complementaria y  se unirán mediante un proceso llamado renaturalización.
En los sistemas biológicos celulares, existe una unidad básica y fundamental denominada célula, la cual realiza todos los procesos metabólicos necesarios para la manutención de la vida; de igual forma tiene la capacidad de procesar la información genética necesaria para que ésta sea heredada a las siguientes generaciones celulares.


Tiempo de lectura: 7 min. aproximadamente
Cantidad de palabras: 2.122
Cómo citar este artículo (Normas APA):
DE LA BARRERA ESCAMILLA, Daniel. (2013) El derecho del niño a conocer su origen biológico en MéxicoRevista Digital de Criminología y Seguridad TEMA’S. Año II, Número 06. (p. 56-61).


TE PUEDE INTERESAR