martes, 3 de junio de 2014

¿Es posible vincular los casos de justicia por mano propia en la Argentina con la carencia del ejercicio de la coacción física legítima por parte del Estado?


A poco de arribar de visita a mi país, puede advertir en gran parte de la ciudadanía una sensación de miedo, indefensión, desconfianza y vinculación social que me remitieron a recordar lamentablemente las palabras de Thomas Hobbes (1983) en donde el “hombre es un lobo para el hombre” y ciertas instituciones y funciones del Leviatán aparecen como deslegitimadas mediante un contrato social meramente declamativo y plagado de normas nacionales y supranacionales que en la empírica parecen no aplicarse equitativamente y en algunos caos ser vislumbradas como una suerte de “anomia” que conllevan a la impunidad.
Debido a que todo en la vida tiene una génesis, un desarrollo y un desenlace, en el presente ensayo pretendo reflexionar sobre los acontecimientos recientes, plantear interrogantes que puedan redundar en una lluvia de ideas académicas que conduzcan a que todos los colegas (abogados, criminalistas, criminólogos, psicólogos, etc.) nos acerquemos al entendimiento de las causas del surgimiento y los posibles modos de resolución del grave problema de los denominados “linchamientos” de los delincuentes por parte de los ciudadanos que están aconteciendo en la Argentina.

A fin de adentrarnos en el tema, es dable destacar que a nivel mundial, sendas investigaciones demuestran que las personas identifican a la delincuencia como la amenaza más grave a su seguridad personal. Para reducir la vulnerabilidad hacia la delincuencia, la Oficina contra la Droga y el Delito de las Naciones Unidas (ONUDD, 2008) “trabaja con los gobiernos en el fortalecimiento de sus capacidades técnicas y legales para prevenir y detener el tarco ilícito de drogas, de migrantes, de armas de fuego, así como la trata de personas”. Insiste en la importancia de medir e interpretar el crimen mediante estadísticas que permitan su control y prevención. Así, “las medidas tomadas ante estos fenómenos deben basarse en estadísticas concretas, mejores prácticas y normas internacionales”.
Sin embargo y contrariamente a lo establecido por los estándares internacionales con la consecuente responsabilidad estatal presente, según el Análisis de la Gestión Publica (2013), en la Argentina, “desde 2009 no se difunden estadísticas oficiales en materia criminal”. Sumado a ello, merced a que la inseguridad figura entre una de las principales preocupaciones de los habitantes, las autoridades estatales hasta hace muy poco tiempo negaban el delito y lo cubrían con el eufemismo de la 'sensación de inseguridad'".
En este contexto, todo parece indicar que los ciudadanos cansados de los crecientes índices de inseguridad de los que son víctimas sumados a la incesante y reciente penetración de los carteles del narcotráfico –especialmente en Rosario, principal ciudad de la Provincia de Santa Fe-han decido tomarse la justicia por mano propia. Con este proceder antijurídico, ha emergido una nueva modalidad de violencias ciudadana que se ha denominado “linchamiento”, la que se inicio en Santa Fe y se ha extendido en vastas aéreas del territorio nacional. A titulo ilustrativo, diversos carteles ubicados por los vecinos en el barrio Los Hornos, en Santa Fe, advierten los riesgos que enfrentan los ladrones."Si te agarramos no vas a ir a la comisaría. Te vamos a linchar". (Fernando Fuentes, 02/04/2014)...

Tiempo de lectura: 19 min. aproximadamente
Cantidad de palabras: 5.723
Cómo citar este artículo (Normas APA):
TAUS, Patricia Andrea (2014) “¿Es posible vincular los casos de justicia por mano propia en la Argentina con la carencia del ejercicio de la coacción física legitima por parte del Estado?” Revista Digital de Criminología y Seguridad. TEMA’S. Año II, Número 20. (p. 6-21).


TE PUEDE INTERESAR