¿Quiénes Somos?

STAFF

Director Editorial:

Lic. Osvaldo A. Cuello Videla.
(Universidad del Aconcagua)

Comité Editorial:

Lic. Osvaldo A. Cuello Videla. (Argentina)
Lic. Beatriz Alejandra Moyano Tello (Argentina)
Lic. Carlos Daniel Puiggrós. (Argentina)
Lic. J. Alejandro Atencio. (Argentina)

Comité Académico:

Dr. Alberto Montbrum. (Argentina)
Mag. Daniel Venturini. (Argentina)
Mag. Marcelo Fuentes Pérez. (Argentina)
Dr José Luis Alba Robles. (España)
Dra. Susana P. García Roversi. (Argentina)
Dra. Patricia Andrea Taus. (Argentina - USA)
Dr. Wael Sarwat Hikal C. (México)
Lic. Juan A. Carreras Espallardo. (España) 
Dr. Juan José Martínez Bolaños. (México)
Lic. Mario E. Murrieta. (México)
Dr. Agustín Salgado García (México)
Dr. Juan A. Maruri Jiménez (México)

Contacto Revista: watsonconsultores@gmail.com




Estos son algunos de los interrogantes que nuestros lectores se harán y que trataremos de explicar, porque las respuestas no son del todo convencionales.
   Aunque así parezca, TEMA’S no sólo es una revista.
   Si bien es cierto se dirige a ser una publicación especializada en temas forenses, no es solamente eso.
   La revista nace como una iniciativa de carácter académico, científico y didáctico a la vez, pero también tiene su umbral en el desafío de romper ciertos esquemas tradicionales.
   No es una publicación de noticias o de curiosidades se habrá dado cuenta.
   Hay varios motivos para que Ud. nos lea todos los meses, pero explicar esto amerita un concepto en sí mismo que va más allá de la mera publicidad.
   Digamos que la mayoría de las revistas de carácter especializado se editan en períodos semestrales o anuales. Algunas de ellas un poco más flexibles editan tres o cuatro números anuales y muy pocas son bimestrales.
   Hasta no hace mucho, las publicaciones y edición de estas revistas resultaba onerosa y la mayoría de las universidades (sus principales productoras) contaban con un presupuesto ajustado para ello, ya que muchas se editan en papel. Para soslayar estos inconvenientes, “ajenos a la producción del conocimiento”, muchas revistas científicas y especializadas son de pago. Las más puntuadas o de impacto oscilan entre los cincuenta o cien dólares y su difusión está solo reservada a las bibliotecas universitarias y a sus suscriptores.
   Muchas de ellas, solo ven la luz a través del intercambio entre bibliotecas, lo que permite, a la vez que difundir su contenido, disponer de otros recursos especializados para sus investigadores. Muy pocas llegan a sus propios alumnos y casi ninguna a un público más amplio.
   Esto hace que la producción de conocimiento se vea limitado a las buenas intenciones de sus autores, ya que muchas veces los trabajos quedan archivados esperando contar con una próxima edición, que a veces es difícil de sostener por cuestiones presupuestarias o por la disminución de colaboradores; precisamente porque el investigador busca otros medios para dar a conocer sus propuestas recurriendo a publicaciones en inglés sobre todo y entonces, culminado el período de preparación las revistas tienen muy poco material para incluir en sus ediciones.
   Precisamente por eso es que hacer una revista mensual de este tipo denota mucho esfuerzo, y tal vez Ud. se plantee (porque es verdad) que en cada una de nuestras ediciones los temas incluidos son muy pocos, pero… ¿Se ha preguntado cuánto material hemos editado en los primeros tres años? Más que cualquier revista científica de edición semestral o bimestral. (Más de 3800 páginas, un poco más de 200 artículos y un libro completo…). 
   Por lo tanto, nuestra edición mensual pretende romper algunas de las limitaciones existentes, un buen número de artículos, contenido académico variado y actualizado: “Nuestro primer desafío”.
   Por otro lado, los costos son solo cuestión de esquemas, nada más que eso. Las revistas académicas y las revistas científicas no generan mucha ganancia a sus editores (salvo muy raras excepciones). Sus elevados costos las hacen inaccesibles a muchos de los interesados en adquirir conocimiento que a veces sólo llegan a él después de mucho tiempo, cuando estas revistas pasan al dominio público por alguna ruptura en el sistema de circulación que hace que se filtren en la Internet.
   Alguien sube un archivo PDF después de un tiempo y las posibilidades de ventas se reducen aún más, de manera que el recupero de inversión es nulo. Aún así la difusión del conocimiento es siempre relegado a un segundo plano, sometido a las leyes de oferta y demanda.
   Con las revistas de “acceso abierto” no existe ese problema y ese es otro de los retos que nos propusimos con la edición digital gratuita, que a la vez nos catapulta a romper con un tercer paradigma: Nuestra revista está disponible a un público más amplio: “Es accesible a cualquier persona”.
   Creemos que vamos por un buen camino, hoy nos leen en más de 35 países.
   Con la edición digital cuidamos nuestro planeta y con ella la revista está disponible para cualquier persona interesada en el conocimiento científico y paga cero pesos.
   Por otro lado, quien alguna vez tuvo una publicación de este tipo en sus manos sabrá sobradamente que son textos formales, fríos y apagados (si se nos permite la licencia de utilizar estos términos). A nadie se le ocurriría ver una revista a todo color. Son muy contados los casos. Muchas revistas científicas y especializadas contienen solo texto y los gráficos, tablas o imágenes están sólo en la medida de la estricta necesidad. Y este tal vez sea el desafío más significativo que nos hemos propuesto, y seguramente será el que más resistencia nos ofrezca: “Si está ilustrada no debe ser muy seria” pensarán muchos autores. Sin embargo, estamos convencidos que las imágenes poseen un lenguaje y una fuerza comunicativa que trasciende lo escrito, sin restarle seriedad académica a nuestras notas.
   Pero… ¿Cómo hacer para que una revista a todo color sea considerada de índole científico? No depende de nosotros, depende de la crítica objetiva de nuestros lectores y fundamentalmente de la voluntad de nuestros colaboradores.
   Para romper estos esquemas estamos incluyendo una sección de artículos científicos: Vamos a ver qué sucede… ¿Se animará la comunidad científica a ayudarnos a quebrar estos paradigmas? No lo sabemos.
   Para ello cumplimos con las reglas de selección y arbitraje necesarios para que el conocimiento científico vea la luz bajo las más estrictas normas de calidad, porque contamos con el potencial para hacerlo, pero aún así no seremos nosotros los que evaluaremos el medio elegido para la difusión de esa gran cuota de conocimiento que duerme en los cajones de muchos investigadores, sino que ellos deberán animarse a desempolvarlos y elegirnos. Todo un desafío.
   ¿Por qué algunas revistas científicas y especializadas son tan caras?, ¿Por qué su aspecto es tan formal y a veces sombrío?, ¿Por qué muchas veces el conocimiento científico está limitado a una elite académica reducida?, ¿Por qué muchos investigadores no pueden dar a conocer sus trabajos? Estas son algunas de las preguntas que muchas veces, como tantos otros académicos (investigadores, profesionales, docentes y alumnos) nos formulamos y así nació TEMA’S.
   Verá entonces que no solo es una revista, esto es más que un simple desafío.
   Para terminar intentaremos responder al interrogante de ¿Quiénes somos? La pregunta es válida tanto si la planteamos desde aquí como si Ud. mismo se la hiciera. La existencia de esta publicación se debe a aquellos que en ella trabajamos, a los colaboradores que creyeron en nosotros y fundamentalmente a quienes nos leen. Todos: Editores, investigadores y lectores hacemos posible esta ilusión. Por eso es que nos comprometimos a llevar este proyecto a cabo, pero conscientes que su concreción sin esa inestimable ayuda no hubiera sido posible.
   Y porque “entre todos” hacemos TEMA’S es que solamente le pedimos que la comparta con sus pares, con sus alumnos, con sus profesores, con sus amigos. Sólo así podremos ayudar al nacimiento de este nuevo paradigma en la evolución del conocimiento científico que son las revistas de código abierto, generando una gran red de difusión para que el trabajo de muchos investigadores de las Ciencias Forenses no duerma en los cajones de un escritorio esperando… tal vez nunca ver la luz.
   El papel de las revistas científicas y especializadas es la trasmisión del conocimiento. TEMA’S es más que una revista: Es un punto de partida hacia el ideal de un nuevo modelo de difusión educativa. Queremos sentar un precedente: Un encuentro ameno entre los que saben y los que deseamos aprender.
   Estamos convencidos de que el futuro no es la simple prolongación del presente. Es necesario anticiparse a las fuerzas que interactúan en el entorno y para eso hay que innovar.

   Gracias a todos Uds.
Lic. Osvaldo A. Cuello Videla P.
Director Editorial
Mendoza – Argentina





TE PUEDE INTERESAR